TALLERES VIVENCIALES DE CONSTELACIONES FAMILIARES

con No hay comentarios

Los Sistemas Familiares

Todos los miembros de una familia, incluyendo aquellos que están ausentes por muerte y por separación, están energéticamente presentes en la estructura familiar y afectan a los otros miembros.

Entre los integrantes de cada familia existe una profunda conexión; están vinculados por lazos invisibles de amor y lealtad, que se remonta incluso hasta varias generaciones anteriores. Estos lazos son tan poderosos que cuando los miembros de una generación dejan situaciones sin resolver, otros miembros de generaciones posteriores se sentirán irresistiblemente impulsados a resolver lo pendiente. Esto es, a nivel no consciente se hallan atrapados en situaciones o temas que en realidad no son su responsabilidad; vínculo de amor ciego que puede llevar hacia la infelicidad y a la enfermedad.

Los asuntos no resueltos de nuestros antepasados, como las injusticias cometidas dentro o fuera del sistema familiar, pueden afectar la vida de miembros actuales de las familias. Por ejemplo, con enfermedades inexplicables, depresiones, suicidios o relaciones conflictivas.

Más allá de la edad que tengamos, cada uno de nosotros es un niño. Ese “niño” adopta ciertos roles en la estructura familiar con la que está conectado, y anhela  -por encima de todo-  encontrar armonía dentro de esa familia. 

Bert Hellinger creador de la terapia de las Constelaciones Familiares

Bert Hellinger nació en 1925, en Alemania. Estudió filosofía, teología y pedagogía. Posteriormente  se hizo psicoanalista y a través de la dinámica de grupo, la terapia primaria, el análisis transaccional y la hipnosis, en los años 80 del siglo pasado llegó a desarrollar su propia terapia sistémica y familiar: el método de las Constelaciones Familiares, que es un método terapéutico fenomenológico.

El método de las Constelaciones Familiares

Se trata de un método que ayuda a completar los asuntos familiares que quedaron pendientes en el pasado, dejando a cada persona sólo con su propia responsabilidad y el lugar que le corresponde en la familia, recuperando así la dignidad. De este modo se restablece lo que Hellinger llama “los órdenes del amor”; esto es, el mismo amor que enferma es el que tiene la sabiduría de la solución cuando se vuelve consciente.

Con este método se ayuda a la persona que consulta y hace el trabajo de constelación, a que se comprenda a sí mismo, ofreciéndoles la oportunidad de liberarse de las obligaciones inconscientes que se hubieran ido transmitiendo de generación en generación, e iniciando así un proceso de profunda sanación.

Conocer la realidad familiar, por dura que parezca, y ser capaces de enfrentarla, fortalece y da paz y tranquilidad. El método de las Constelaciones Familiares realiza con eficacia y prontitud el trabajo de comprender y compensar los desequilibrios que se dan entre los miembros de las familias.

¿Cuándo es recomendable Constelar?

El método de la Constelación es un trabajo individual, que generalmente se realiza de manera grupal en un Taller de Constelaciones Familiares (también puede realizarse de manera individual).

Puede recurrirse a este método para resolver casi cualquier asunto individual que esté afectando al sistema familiar o a las relaciones con los demás, y en general, en estas situaciones:

  • Problemas de salud física o emocional.

  • Situaciones traumáticas, como muertes, tragedias, abusos, asaltos, secuestros, violaciones, accidentes, incesto, suicidios, adicciones, fracasos, etc.

  • Sensación de fracaso, de no encontrar su lugar en la vida.

  • Conflictos con los padres, hijos, hermanos, u otros parientes.

  • Problemas con la pareja o dificultad para tener una pareja.

  • Desempleo o inestabilidad laboral, o dificultad en las relaciones laborales.

  • Inicio de un proyecto empresarial, fusión de empresas, quiebra de empresas.

  • Otros temas: herencias, migraciones, adopciones, toma de decisiones.

Ventajas de esta terapia en relación con otras:

A partir del trabajo con el paciente se trabaja también con todo su sistema familiar. Sin necesidad de estar presente, la familia se beneficia con los resultados de la terapia.

Dejar un comentario